Por que Esperar?

Por que Esperar?

Por que así son las cosas? por que no nos podemos lanzar de inmediato a la acción ?

El desarrollo o descubrimiento de una visión para un aspecto determinado de nuestra vida exige tiempo.  Algunas veces, un proceso doloroso. Por el tiempo que exige, puede volverse una agonía. Pero es un proceso cuyo producto vale todos y cada uno de los sufrimientos que hemos tenido a lo largo del camino.
La sensación de estar perdiendo el tiempo es lo que impulsa a la gente a lanzarse demasiado pronto. La idea es que, como no nos estamos moviendo, no esta pasando nada. Sin embargo, las cosas no son así en absoluto. Hay tres cosas importantes que están sucediendo mientras esperamos.

  1. la vision madura en nosotros.
  2. Maduramos como preparación para la vision.
  3. Dios trabaja tras el escenario, preparando el camino.
La vision madura en nosotros.

No todas las buenas ideas son material apto para convertirse en vision. No obstante, toda vision comienza siendo una idea. No  todas las cargas son material apto para convertirse en visión. No obstante, toda visión comienza siendo una carga. La espera nos da la oportunidad de examinar nuestras emociones y distinguir entre las preocupaciones menores y las mayores.

De la misma forma que no podemos apresurar el desarrollo de un niño en el seno materno, tampoco podemos apresurar el desarrollo de una visión. Es Dios quien establece el momento de su nacimiento. Actuar con demasiada rapidez acerca de una visión, es como dar a luz a un niño prematuro. Siempre son débiles. Y en algunos casos, un niño prematuro no puede sobrevivir los rigores de la vida fuera del seno materno. Lo mismo sucede con una visión. Las visiones inmaduras son débiles. Muy raras aveces llegan a entrar en el mundo real.
Para que una visión sobreviva, debe estar madura y saludable antes de entrar en contacto con el ambiente cínico, critico y obstinado en el cual se espera que sobreviva. Y la madurez exige tiempo. El tiempo dita. Con el paso del tiempo podrás distinguir entre las ideas de Dios para usted y las ideas de otras personas. Mientras esperamos, Dios les da forma a las ideas y las madura para convertirlas en visiones capaces de sobrevivir en el mundo real.
Maduramos como preparación para la visión.
Es muy frecuente que no estemos listos para lanzarnos en busca de una visión. La tendencia suele ser dar por sentado que como se lo que voy a hacer, estoy listo para hacerlo. Sin embargo, ambas cosas no coinciden siempre. Dios necesita hacernos crecer al tamaño de nuestra visión. Es como la niña que se prueba el vestido de boda de su madre, y no le sirve aun. pero con el tiempo, después de que crezca lo necesario, va a dar la impresión de que fue hecho para ella.
Dios trabaja tras el escenario, preparando el camino.
Hay un tercer punto de importancia que se produce entre el nacimiento de una visión y el momento en que nos lanzamos tras ella. En el caso de una visión dispuesta por Dios, El trabaja para prepararnos el camino. Su visión personal es solo una pequeña pieza del rompecabezas.
Ciertamente Nehemias sabia como funcionaba esto. Y sabia que, sin la intervención divina, no había forma alguna de que el pudiera tomar parte en la reconstrucción de Jerusalén. Así que espero el momento propicio y oro. Pensó mucho en todo aquello. soño con ello. De hecho llego a pensar con detalles , exactamente lo que haría falta para sacar adelante un proyecto de tal magnitud. Y el sin saberlo , Dios estaba obrando todo aquel tiempo tras el escenario.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s