Tenerlo todo

Resulta complicado el sólo hecho de imaginar que pudiera ser rico, parece más sencillo y realista afirmar que soy pobre. Soy pobre porque:

1. No tengo esa casa del millón de dólares

2. No tengo ese carro de lujo

 En Marcos 10: 25, la palabra de Dios dice: Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

 No pensamos que este versículo sea para nosotros, porque “somos pobres”, creemos que sólo se refiere a las personas con muchísimo dinero y “muy ricas”. Pero ser rico no todo el tiempo se trata de la cantidad de dinero que tienes en tu cuenta de banco, sino la facilidad de recursos que tienes a tu disposición. La tranquilidad que tienes al dormir y poder despertar para comenzar un día nuevo.

 Hoy lograste ver este mensaje y asumo que tienes dinero para eventualmente pagar tu internet y celular. En este país tienes las posibilidades de adquirir LO QUE QUIERAS, siempre hay una opción para obtenerlo.

Si eres del porcentaje de personas que tiene la economía necesaria para salir y darse un gusto con su familia a un restaurant de su preferencia, podemos decir que eres privilegiado.

 Hoy aprendí que la riqueza que Dios nos enseña en su palabra se refiere a la comodidad económica en que vives sin importar su magnitud (ya sean cien, mil o millones).

 La pregunta sería: ¿Estás dispuesto a dar lo que tienes, incluso a vender tus pertenencias para beneficiar a personas que necesitan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s